Rutina Facial de día con Cosmética Casera

miércoles, 3 de febrero de 2016

Siempre me he cuidado mucho la piel, sobre todo la del rostro ya que desde bien jovencita sufrí acné muy fuerte hasta los 24 años más o menos que me hice distribuidora de Avon, donde aprendí mucho, y desde ese momento supe como tratarla mejor y qué productos eran los que realmente necesitaba. Aún así, he seguido con brotes todo el tiempo y mi empeño ha sido buscar cosméticos que ayudaran a mi rostro a mantenerse joven, controlando los brillos y libre de granitos, nunca lo había logrado hasta encontrar la cosmética natural handmade.

Ahora tengo la oportunidad de crear mis propios tratamientos, ajustándolos por completo a las necesidades de mi piel en cada momento, pudiendo combatir varios frentes a la vez, prescindiendo de químicos tóxicos para la salud y el medio ambiente.

No utilizo mil productos para cuidar mi piel, muchas veces la asfixiamos o destruimos sus defensas abusando de cremas o productos limpiadores, como todo en la vida hay que hacer las cosas en su justa medida.



Mi rutina por la mañana:
  • Empiezo limpiando con un jabón para piel grasa haciendo circulitos para formar espuma y retirando con una esponja vegetal húmeda
  • Después y muy importante por lo delicada de esta zona(piel más fina y menos porosa) aplico un contorno de ojos de forma circular por encima de la ceja y por debajo de la ojera
  • Termino con una hidratante matificante anti edad extendiéndola siguiendo la dirección de los músculos
Hay que poner atención al orden y la forma de aplicación de los productos, no hay que utilizar demasiada cantidad ya que conseguiríamos el efecto contrario al que queremos, que es que los activos sean absorbidos por la piel. Estamos moviendo músculos, por lo que hay que ejercer poca presión y movimientos ascendentes con las dos manos a la vez para evitar provocar flacidez. Al aplicarlos correctamente el resultado será mejor.

Ultimamente me salían constantemente granos en la zona de la papada y los tenía más o menos controlados con una mezcla de aceites que utilizaba de noche, pero desde que empecé con este tratamiento han desaparecido por completo y ahora ni uso el aceite de noche.

Este jabón lleva cerveza, arcilla verde y árbol de té. La cerveza le confiere mucha espuma, además contiene lúpulo que actúa como astringente retirando la grasa. La arcilla verde limpia la piel en profundidad eliminando toxinas e impurezas. El aceite esencial de árbol de té es antiséptico y antiinflamatorio perfecto para controlar el acné.
Es de los primeros que hice, no doy la receta porque quedó demasiado blando y para la próxima he de ajustar los aceites. Mientras lo elaboraba se endureció la traza muy rápido debido al alcohol de la cerveza y no pude trabajar los colores como me hubiera gustado. Son cosas que he de ir corrigiendo. Aún con sus defectos me gusta mucho.



El contorno de ojos lleva hidrolato de aciano, aceite de ricino, aceite de aguacate y extracto de pepino. El hidrolato de aciano es antiinflamatorio, alivia ojos cansados e irritados, trata bolsas y ojeras. El aceite de ricino hidrata, mejora líneas de expresión y reduce ojeras, además fortalece las pestañas. El aceite de aguacate es rico en vitaminas, regenera la piel y protege de las agresiones externas. El extracto de pepino hidrata, refresca, desinflama y suaviza.
Era la primera vez que usaba el emulsionante protelan, como se aprecia en la foto no se incorporó todo el aceite. Por lo que ya he comprobado este emulsionante no admite un porcentaje alto de aceites, cuando lo he vuelto a utilizar no he superado el 24%
Voy a terminar lo que me queda, que no es mucho, para reformularlo, porque si hago el nuevo este lo dejo apartado y no puede ser porque me ha ido muy bien, me ha mejorado mucho la irritación que me provocaba el maquillaje y me deja la zona muy hidratada. Subiré la receta nueva si todo va bien.



Para completar mi rutina quería una hidratante matificante, reafirmante, que mantuviera los granitos a raya y con protección solar.
El mayor problema de las pieles grasas al envejecer es la flacidez, y mi mayor obsesión es la zona nasogeniana porque me la noto muy marcada y aunque no estoy segura de poder mejorarla, la edad es la edad, al menos mantenerla como está el mayor tiempo posible, aunque hay que aceptar que el paso de los años se irá notando, claro está que en menor medida cuando utilizamos productos adecuados.

Receta 50gr:
  • Fase acuosa:
    • 24gr Hidrolato de rosas 48%
    • 1gr Glicerina 2% 
  • Fase oleosa:
    • 6gr Aceite de jojoba 12%
    • 3gr Aceite de avellana 6%
    • 3gr Aceite de pepita de uva 6%
  • Emulsionante:
    • 3gr Protelan 6%
    • 1gr Alcohol cetílico 2%
    • 0,25gr Goma xantana
  • Activos y aditivos:
    • 6gr Extracto de centella asiática 12%
    • 2gr Oxido de zinc 4%
    • 1gr Arcilla blanca(caolín) 2%
    • 2 gotas Vitamina E
    • 6 gotas Aceite esencial de geranio
    • 2 gotas Aceite esencial de lavanda
    • 2 gotas Aceite esencial de árbol de té
    • 8 gotas Sharomix
En esta receta los ingredientes que pesaban menos de 1gr no los incluí en el porcentaje final.

Procedimiento:
  • Desinfectar utensilios y envase 
  • La goma xantana se disuelve en el extracto de centella asiática. Se bate de vez en cuando en lo que se preparan el resto de ingredientes hasta conseguir un gel homogéneo
  • Poner al baño maría un vaso con la fase acuosa y otro vaso con la fase oleosa y emulsionantes
  • Esperar que los emulsionantes se fundan
  • Sacar ambas fases del baño maría
  • Introducir el óxido de zinc y la arcilla blanca en la fase oleosa y batir hasta que se hayan disuelto
  • Verter la fase acuosa en la oleosa y remover la mezcla con un batidor de leche
  • Cuando empiece a espesar lo ponemos a baño maría de agua fría y seguimos removiendo hasta que la emulsión no cambie más de textura
  • Introducimos el gel de goma xantana, los activos y aditivos batiendo cada vez
  • El pH no hubo que modificarlo ya que estaba alrededor del 5,5
  • Normalmente las emulsiones adquieren la textura final en 24 – 48 horas
Tienes un paso a paso detallado de cómo realizar una emulsión aquí.



Es una crema espesa, una textura un tanto inusual para una piel grasa, pero es que se absorbe súper rápido. Llevo utilizándola tres meses, en las primeras semanas de uso notaba que dejaba la piel con más brillo que ahora, a medida que ha pasado el tiempo he notado que la ha regulado, no salen tantos brillos y tardan más en aparecer. El brote de acné ha desaparecido. Me veo la piel tersa y suave. Por lo que ha cumplido el objetivo que me marqué con ella.

El hidrolato de rosas revitaliza pieles maduras, a la vez es astringente y calmante. El aceite de jojoba en realidad es una cera líquida, es el más parecido a la grasa de la piel humana, hidrata y tiene un pequeño factor de protección solar, alrededor de 5. El aceite de avellana tiene un alto contenido en Vitaminas A y E, nutre, suaviza y reafirma, con protección solar suave. El aceite de pepita de uva es un gran antioxidante gracias a los polifenoles que le confiere propiedades antiarrugas. Estos tres aceites regulan la secreción sebácea y penetran rápidamente en la piel. El extracto de centella asiática estimula la producción de colágeno por lo que reafirma, es astringente y antiséptico. El óxido de zinc en principio lo usé para otorgarle a la crema protección solar pero al conocerlo mejor tiene buenas propiedades para la piel grasa ya que es astringente, antibacteriano y purificante . La arcilla blanca aporta minerales y reduce el brillo en la piel. La Vitamina E es un potente antioxidante que protege de los radicales libres ayudando a retrasar el envejecimiento. El ae de geranio tiene propiedades reafirmantes y regenerantes, equilibra la producción de grasa y trata el acné. El ae de lavanda es bien conocido por un sinfín de propiedades, es cicatrizante, calmante, antibacteriano y gran regenerador cutáneo. El ae de árbol de té destaca por ser antibacteriano por lo que se utiliza para curar el acné.

Aunque en esta ocasión he enseñado dos productos que no han salido del todo bien por su consistencia, sus efectos son perfectamente válidos.
En cosmética casera no hay que tirar un producto sólo porque la textura no sea todo lo buena que nos gustaría, los materiales que utilizamos son demasiado valiosos(no por su coste sino por sus propiedades).
Tampoco voy a estar enseñando todo lo que no sale bien del todo ;)
De estos errores se sacan conclusiones y se hacen los ajustes necesarios para que en la próxima fórmula, que aunque no sea la definitiva, al menos subsanemos alguno de los fallos.

Las cosas no siempre salen a la primera, hay que probar y experimentar mucho hasta dar con la tecla. Mientras nos cuidamos con productos naturales.

 

Muchas gracias por leer!!!

6 comentarios:

  1. Gracias... es muy interesante lo que explicas y como lo haces... yo no tengo mucha experiencia aunque me llama muchísimo .... puedo hacerte algunas preguntas?
    Donde compras los ingredientes? y si vendes tus productos ... Felicidades por la dedicación y por compartirlo!!
    Saludos Lou.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lourdes, me alegra que te haya gustado :)
      Ya veras que si empiezas luego es un no parar
      En cuanto a los ingredientes, en esta entrada tienes varias tiendas donde conseguirlos http://www.virmakeup.es/2015/11/sitios-sobre-cosmetica-natural-casera.html

      Y lo de vender mis recetas, hasta ahora lo típico, familiares y amigos

      Un beso

      Eliminar
  2. Has pensado en un serum reafirmante antes de la crema para el tema de la flacidez? Cafeina, AH, extracto de centella asiática, colageno y elastina , en base acuosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía ganas de hacer uno, pero no me lo había planteado así. Gracias por la idea
      Aunque meter otro producto más en la rutina jajajja, pero eso es un momento no? ;)
      Un beso

      Eliminar
    2. Me encanra tu blog me gustaria hacerte algunas preguntas .

      Eliminar
    3. Muchas gracias Leila :)
      Puedes escribirme a info@virhandmade.es

      Eliminar