Tutorial DIY Jabón de Castilla

viernes, 4 de diciembre de 2015

Mi abuela, como tantas otras, siempre hizo jabón con aceite reciclado para las cosas de la casa, pero mi curiosidad era saber cómo hacer uno para poder utilizarlo en la piel.

La cuestión está en que hay que dar sobreengrasado al jabón. Esto es:
La relación entre la sosa y los aceites se determina para que algunas grasas no saponifiquen, de esta manera sabremos que toda la sosa desaparecerá y quedará aceite que será el que hidrate y nutra.
Además en el proceso de saponificación (así se llama la reacción para que se produzca el jabón) se crea glicerina, que mantiene la hidratación de la piel.

Así obtenemos un jabón cosmético, que a la vez que limpia acondiciona la piel. El jabón de castilla es apropiado para todo tipo de pieles, incluso las más delicadas como la de los bebés. Suaviza, ayuda a cicatrizar y contiene Vitamina E antioxidante y regenerante. La única pega es que no hace demasiada espuma, pero se le perdona por sus maravillosas cualidades.

jaboncastilla

Se llama de castilla porque se empezó a fabricar en esa zona de España dada la gran producción de aceite de oliva. Y se realiza con el 100% de este aceite.

Receta:
  • 500gr Aceite oliva virgen extra
  • 160gr Agua destilada
  • 62gr Sosa (8% sobreengrasado)
  • Rayadura 3 limones
  • 10gr miel
  • 20gr AE lavanda
  • 25gr Glicerina vegetal
  • 5gr Pectina limón
  • Canela (decoración)

En realidad con los 3 primeros ingredientes obtenemos el jabón de castilla, pero me gusta añadir algún activo más.
El limón desinfecta, aclara y tiene propiedades antiedad. La miel limpia, hidrata y nutre. Además los dos aportan propiedades exfoliantes.
En esta receta además, hice un experimento para intentar que el olor del aceite esencial de lavanda perdure(lo explico en el paso a paso)
Con esta cantidad de aceite salen 12 jabones de unos 60gr

Antes de empezar debemos tomar ciertas precauciones, ya que la legía resultante de mezclar la sosa con el agua es muy corrosiva:
  • Zona ventilada
  • Guantes
  • Mascarilla
  • Gafas de protección
  • Delantal
  • Usar utensilios de acero inoxidable, cristal, madera, silicona o plásticos resistentes. Nunca aluminio
  • Tener a mano una botella de vinagre(neutraliza la sosa)
  • Poner servilletas de papel donde vayamos a trabajar

Procedimiento:
 El método que utilizo se llama proceso en frío.

1) Pongo los moldes sobre una tabla de madera para que el jabón no pierda calor. Echo canela para decorar, para pieles delicadas prescindir de ella ya que podría irritarlas. Yo he dejado uno sin canela porque voy a utilizarlo como emulsionante para cremas(hablaré de ello en otro post)

moldesjaboncastilla

2) Peso la miel y rayo los limones con cuidado de no llegar a lo blanco

limonrayadojaboncastilla

3) Mi experimento para el aroma. Mezcle la glicerina, con la pectina casera y el ae de lavanda, la guarde en un lugar oscuro una semana antes de hacer el jabón y agitaba todos los días. Se aprecia que no queda del todo integrado, lo moví muy bien antes de agregarlo. Se supone que la glicerina y la pectina recubren al aceite esencial y evita que se evapore durante el proceso de saponificación y lo hacen menos volátil una vez curado. No tengo mucha información sobre este tema, voy a esperar los resultados

fijararomaaceiteesencialjaboncastilla

Como ves dejo todo preparado antes de empezar con la sosa. Es ahora cuando me pongo los guantes y la mascarilla.
Puedes saltarte los pasos 2) y 3) para realizar tu primer jabón.

4) Peso el agua, la sosa. Y siempre siempre hay que echar la sosa en el agua

sosaaguajaboncastilla

5) Caliento el aceite durante unos 3 minutos a fuego medio. No debe pasar de 70º

aceitejaboncastilla

6) Antes de verter la lejía(agua+sosa) en el aceite debemos esperar de 10 a 15 minutos a que ambos estén a la misma temperatura, entre 35º – 45º. Aún no tengo termómetro, así que toco el recipiente y cuando manteniéndolo en las manos no quema, aunque si noto el calor, echo la lejía en el aceite y remuevo con un palito de madera

mezclaaceitesosajaboncastilla

7) Para conseguir la traza(momento en que el jabón esta listo para echar en los moldes) utilizamos una batidora, ya que a mano tardaríamos demasiado. Con cuidado de no salpicar

batirjaboncastilla

8) Cuando haya espesado un poco añadimos el limón, batimos

limontrazajaboncastilla

9) Echamos la miel, volvemos a batir. Y por último agregamos la mezcla de ae de lavanda, glicerina y pectina, batiremos de nuevo hasta lograr la consistencia de la traza

mieltrazajaboncastilla

10) Dar con el punto de la traza quizás sea lo más difícil, cada jabonero lo deja a su gusto. Pero más vale que esté un poco líquido a que se espese demasiado. Como referencia, en la foto se ve que se queda marcada la superficie

trazajaboncastilla

11) Rellenamos los moldes, tapamos con film de plástico para que se conserve el calor que va a generar la saponificación durante el mayor tiempo posible

enmoldadojaboncastilla

12) Abrigo con varios paños de cocina para lo mismo, evitar que pierdan calor

abrigojaboncastilla

13) Desmoldamos(con guantes) pasadas 48 horas(este tiempo varia dependiendo del molde 24h – 36h – 48h), hay que esperar a que el jabón se desprenda de la silicona, si no ha endurecido lo suficiente deformaríamos las pastillas. Las colocamos separadas en una bandeja(si es de rejilla mejor) en un lugar ventilado(las pongo en el hueco de una ventana) y les damos la vuelta de vez en cuando para que se curen por igual. Podremos probar nuestro jabón en unas 4 – 6 semanas(tiempo necesario para que desaparezca toda la sosa)

Para limpiar todos los utensilios se echa vinagre donde queden restos, retiramos todas las sobras del jabón y se friegan. En las superficies donde haya podido salpicar paso un paño humedecido con vinagre.

Lo peor, la impaciencia por probarlo, pero al final podremos disfrutar de una pieza totalmente artesanal y única. Todo un universo vegetal concentrado en una pastilla.

Si te apetece hacer tu mismo las pastillas de jabón este es por el que deberías empezar, ya que es el más fácil de hacer.

Referencias:
  • Aquí explican como calcular las cantidades de aceite, agua y sosa. También tienen un paso a paso de fabricación del jabón que me sirvió como guía, aunque lo he adaptado a mi gusto
  • Calculadora de saponificación da la cantidad de agua y sosa dependiendo de los aceites que uses, e indica las características del jabón resultante
  • Cómo usar la calculadora
  • Listado de las proporciones de los aceites en el jabón

Y hasta aquí la entrada, espero que te haya gustado y te sirva de ayuda
Me encantará saber tu opinión en los comentarios

Muchas gracias por leer!!!

4 comentarios:

  1. Yo sí echo aceites esenciales los hago generalmente en caliente. El proceso en frío, para hacer formas y dibujitos chachis, y ahí echo mezcla de fragancias cosméticas y aceites esenciales porque me da pena echar esencial solo que se degrada jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo estoy tiquismiquis con lo de echar otra cosa que no sean aceites esenciales, las fragancias al fin y al cabo tienen parte sintética
      Y el experimento funcionó, los jabones han retenido el olor, así que muy contenta :)
      Gracias por tu comentario. Un saludo

      Eliminar
  2. Y la pectina de limón, se hace o se compra??
    Gracias por la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la hago cociendo cáscaras de limón, cuando están tiernas las escurro y ahí va la pectina.
      Un saludo

      Eliminar