Empezando con Cosmética Natural Casera

viernes, 24 de abril de 2015

Hola chicas, que tal lo lleváis? Esta semana para mí ha sido una de esas en las que no paras pero parece que no avanzas, odio esa sensación.

En fin, vamos con lo que os quiero contar.

Hace años que me vuelvo loca para comprar cualquier cosmético, me leo la lista de ingredientes de todos los que me llaman la atención y son pocos los que cumplen con el requisito que les exijo, que no contengan derivados del petróleo. Esto unido a que sean adecuados a mi tipo de piel y que el precio no se suba demasiado, me hace muy difícil la labor de encontrar un producto.

Y bueno, buscando por la red, desde ya os digo que hay mucha información, encontré la forma de hacer mis propias cremas, libres de químicos y aceites minerales.

cremanaturalcaserabalsamolabios

Las tres que veis han sido mis primeros experimentos. Hice alguna más entre medias, pero estas son las que mejor han salido.

Antes de empezar hay que desinfectar todos los utensilios que vayamos a utilizar. Yo lo hago pulverizando alcohol de 70 y dejando secar. También se pueden hervir.

La del bote más pequeño fue el primer intento, ingredientes:
  • Aceite de oliva (60ml)
  • Cera de abejas (lámina 10x5)
  • Aceite esencial de lavanda (5 gotas)
  • Aceite esencial Árbol de té (5 gotas)
En realidad no es una crema ya que no contiene agua, sería más correcto llamarla pomada o ungüento.
Esta receta la encontré en la Web vidanaturalia, donde tienen un video explicativo de cómo se prepara. También recomiendan aceites dependiendo del tipo de piel que tengamos.

Procedimiento:
  • Poner un vaso al baño maría con una lámina de cera de abejas
  • Esperar que se derrita a fuego lento (esto es importante porque si no la cera perdería sus propiedades)
  • Añadir el aceite de oliva poco a poco hasta que se integren
  • Retirar del fuego
  • Antes de echar los aceites esenciales hay que esperar a que la mezcla esté fría, si no éstos se evaporarían
  • 1 hora en la nevera y volver a remover, yo utilicé un palito de madera
¿Para qué podemos utilizarla?
Es una crema hidratante y suavizante, que aporta muchos nutrientes necesarios a nuestra piel.
Tarda bastante en absorberse, así que yo la recomiendo para usar por la noche en zonas secas como los pies, codos, manos. Suaviza mucho.
Pero como más me gusta usarla es de bálsamo labial, me encanta la sensación que deja en los labios, aporta un brillo natural y los mantiene hidratados durante mucho tiempo.

La próxima vez no le echaré árbol de té ya que para los labios no es necesario.

Al no llevar agua nos puede durar varios meses sin estropearse.

En este video pódeis ver como la hago:



cosmeticanaturalcaseraaceiteolivaceraabejaslecitinasoja

Seguí investigando y encontré que la cera de abejas no se recomienda en piel grasa porque puede obstruir los poros.

Mi objetivo era hacer una crema para la cara, así que esta primera no valía.

Para estas pruebas compré aceite de oliva virgen, es el más económico, y como no estaba segura de que fueran a salir bien no quería tener que tirar otros aceites más caros a la basura, de hecho ya he tenido que desechar alguna porque se ha estropeado.

La siguiente la hice con lecitina de soja, ya que leí que es adecuada para todo tipo de piel, incluyendo la grasa.

Hice un par de intentos para calcular las cantidades y que la consistencia fuera la adecuada (esto depende del gusto de cada uno). Para hacer las cremas lo mejor es pesar los ingredientes ya que todas las recetas te las dan en gramos. Pero no tengo peso (al final me haré con uno), así que estoy utilizando unas cucharas medidoras que compre en Ikea.

Esta segunda crema es la del botecito blanco, ingredientes:
  • Agua destilada (30 ml)
  • Aceite de Oliva (15ml)
  • Lecitina de soja (15ml)
  • Aceite esencial de Lavanda (4 gotas)
  • Aceite esencial de árbol de té (3 gotas)
  • Aceite esencial de ciprés (3 gotas)
Las cantidades que indico son para unos 50ml de producto final.

Procedimiento:
  • Poner al baño maría (fuego lento) dos vasos, uno con el agua y la lecitina y en el otro el aceite (no dejar que hiervan)
  • Con una cuchara ir rompiendo la lecitina y removiendo bien para que se forme una masa. Sacar del baño maría, batir bien y volver a calentar
  • Retiramos del fuego
  • Vamos vertiendo la lecitina en el aceite y batiendo (2-3 minutos) con un tenedor pequeño hasta que veamos que tiene una textura cremosa. Ya estaría la emulsión hecha
  • Podemos meter el vaso con nuestra crema en un cuenco con agua fría para enfriar más rápido y añadir los aceites esenciales
  • Pasarla al recipiente donde vayamos a guardarla y tener en la nevera 24 horas antes de usarla
Una crema propiamente dicha contiene 3 elementos:
- Agua
- Aceite
- Emulsionante
En este caso el emulsionante es la lecitina de soja, que es la que permite que agua y aceite se mezclen y se cree la textura de la crema.

¿Para qué podemos utilizarla?
La textura de la lecitina de soja es mucho más ligera que la de la cera de abejas, así que es perfecta para usarla en la cara, pero también la podemos usar para todo el cuerpo.
La soja evita el envejecimiento prematuro de la piel y el aceite de oliva tiene muchísimas propiedades, esta combinación es un gran antioxidante.

Esta es una crema base, el aceite de oliva lo recomendaría para pieles secas ya que es bastante untuoso, para pieles grasas la mejor opción sería el aceite de jojoba.

La caducidad de esta crema es de unas 3 semanas guardada en nevera.

aceiteesenciallavandaciprestomilloarboldete

Tened en cuenta que la mezcla de aceites esenciales que estoy usando es para piel grasa. Si queréis empezar con un aceite esencial os recomendaría el de Lavanda, ya que es adecuado para todo tipo de piel, además mejora la sinergia del resto de componentes.

No os voy a hablar en profundidad de cada una de las sustancias que he utilizado para elaborar las cremas porque la entrada se haría eterna. Eso lo dejo para siguientes post.

La última crema de la que os hablo fue un intento de emulsionar cera de abejas, quiero decir añadir agua a la primera que os he enseñado.
Pero en esta ocasión aún no he dado con las cantidades, es más difícil que se integren el agua y el aceite con la cera, he hecho varias pruebas y aunque en un principio parece que cuaja bien, pasadas unas horas ha soltado mucha agua.
En este caso es mejor añadir un co-emulsionante, pero este tema lo dejaré para otra ocasión.

La cera de abejas y los aceites podéis encontrarlos en herbolarios y tiendas online. La lecitina de soja y el agua destilada en supermercados. Tened en cuenta cuando compréis la lecitina que no sea de semillas modificadas genéticamente.

Sólo os diré que nunca había notado tanto cambio en mi piel.

Espero que os haya parecido interesante la idea y os pongáis manos a la obra. No perdéis nada por probar y creo que mucho que ganar.

Muchas gracias por leer

4 comentarios:

  1. me quedo con la receta xq estoy segura por lo que voy a seguir!
    estoy de sorteo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de probar estas cremas creo que no vuelvo a lo comercial. Ya me contarás :)

      Eliminar
  2. Nada mejor que las cremas naturales, dinero que te ahorras y una piel envidiable son el resultado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es verdad :D
      A ver como te funcionan las nuevas ;)

      Eliminar